Los Derechos Humanos de migrantes: protección de los Estados en época del COVID-19.

Tiempo de lectura:2 Minutos

Esta pandemia nos ha demostrado lo rebasados que estamos en salubridad, seguridad, economía y en el sistema judicial que se ha visto deficiente sobre la respuesta para la impartición de justicia así como la continuidad de los juicios previos, pero también nos ha demostrado que los Estados y la población estamos rebasados con el cumplimiento en materia de derechos humanos, es importante que en estos momentos de mayor vulnerabilidad para toda la población estemos consientes en la protección de los derechos humanos de grupos vulnerables, es una realidad que debemos adoptar tanto la comunidad como los Estados a través de sus mecanismos de protección.

MEDIDAS QUE SE DEBEN IMPLEMENTAR.

En estos momentos de crisis no podemos permitir la discriminación, es momento que los Estados adopten medidas que tomen en cuenta a los migrantes, no debemos permitir que el impacto del virus discrimine a este sector. Los Estados deben adoptar medidas en que prioricen la atención sanitaria sobre cualquier otra y hacer eco en la población que existen personas con menos posibilidades de sostener la economía de sus familias, y que se ven reflejados directamente en una crisis de salud. Los Estados deben promover el acceso a la salud de cualquier individuo para evitar los discursos de odio y concientizar que no se trata de discutir quien merece el acceso a la salud garantizado por los Estados.

En estos tiempos del COVID-19 los Estados deben ser conscientes de que es necesario garantizar derechos a toda la población, independientemente de su calidad legal migratoria. Se debe dar a los migrantes alguna concesión para que quienes residan en algún país, gocen de derechos de residencia, se deben evitar en estos momentos la repatriación de los migrantes así como sus detenciones, contrario a eso, en protección en el caso de los migrantes en situación de calle así como cualquiera en esta situación, los Estados deben crear refugios que ayuden a estas circunstancias y proteger a quienes no solo pertenecen al grupo vulnerable de los migrantes, sino que también pertenecen a los grupos vulnerables de niñas, niños y adolescentes así como personas de la tercera edad así como especial pronunciamiento en esta época de confinamiento a mujeres migrantes que son víctimas de violencia de género y violencia familiar, se deben buscar alternativas y proyectos para implementar una especial protección, el Estado no puede ser tolerable ante estos hechos aun cuando nos encontremos en las circunstancias actuales.

Es importante que los Estados actúen no únicamente en este grupo de la población para su protección, sino con la población en general, para que esta sea consiente que las medidas que tomen los Estados deben ser equitativas, tanto para el apoyo a los sectores discriminados como para la población en general. Se debe entender que si un sector de la población se ve afectado por la discriminación, la población en general se verá afectada, pues si se permite la discriminación y el Estado no opta por velar por el derecho a la salud de todos, el virus seguirá siendo una amenaza para la sociedad.

Para no vulnerar los derechos de este grupo, los Estados deben hacer eco en proteger la información que reciben los ciudadanos, evitando la paranoia colectiva que ocasiona mayor vulnerabilidad en este sector, recordando que en muchos casos de discriminación, esta viene de noticias falsas con la finalidad de atacar grupos vulnerables, los Estados deben garantizar el derecho a la información, la población debe estar informada con el panorama actualizado de la pandemia, y por supuesto, la población debe evitar la difusión de noticias falsas para que de este modo todos protejan el derecho a la información.

Para este panorama, los Estados y su organización interna debe estar debidamente proporcionada con la finalidad de que se eviten las respuestas excesivas que violenten los derechos humanos de las personas ni incumplan con los acuerdos internacionales en la que los Estados son parte, en este punto también debe colaborar la población, deben entender que las medidas tomadas por las instituciones del Estado deben actuar en favor de todas y todos, sin importar condición alguna, la cuestión de que los Estados firmen un tratado internacional en derechos humanos no radica en la importancia de pertenecer al mayor número de tratados, sino que dentro de sus legislaciones internas así como de sus instituciones se cumplan con dichos tratados, ahí radica la importancia del derecho internacional de los derechos humanos.

Dentro de las medidas que contemplen los Estados para salvaguardar estos grupos, se deben revisar las acciones que se tomen en el futuro y no solo ahora que vivimos con esta nueva realidad, ¿Qué haremos cuando recuperemos el mundo que conocemos? A partir de esta pregunta, la respuesta será en la manera en como nosotros actuemos, de esta forma es como ayudaremos al mundo en el futuro, de que los Estados y todos y cada uno de los sectores de la población pensemos en los derechos humanos como derechos universales, en favor de nosotros y del resto de los Estados.

Autor

Fermín Gallegos

Licenciado en derecho por la Universidad Autónoma de Baja California y especialista en Derecho Internacional de los Derechos Humanos por la Universidad Carlos III de Madrid, socio y litigante del despacho Asesores Jurídicos CGL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.