Posts by Norma Guadalupe Gastéllum Sorroza

Licenciada en Derecho por la Universidad Anáhuac de Oaxaca. Premio Excelencia CENEVAL 2015. Pasante de la Maestría en Bioética por el Centro de Investigación Social Avanzada (CISAV) en Querétaro. Vegana y defensora animal. Actualmente, profesional operativo en la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, bajo la Ponencia del Ministro Eduardo Medina Mora I.

No existen hombres perfectos y, en vía de consecuencia, no existe una ley perfecta, sin discrepancias; ejemplo de ello es la clasificación que hacen la mayoría de códigos civiles respecto a los animales, los cuales aún contemplan la arcaica concepción romana de considerarlos como “cosas”, específicamente bienes semovientes, tal como puede apreciarse en el artículo 753 del Código Civil Federal: “Son muebles por su naturaleza, los cuerpos que pueden trasladarse de un lugar a otro, ya se muevan por sí mismos, ya por efecto de una fuerza exterior”.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es el máximo cuerpo normativo de nuestro sistema jurídico del cual emana todo ordenamiento legal, ya sea federal o local. Contiene los principios y objetivos de la Nación. Establece la existencia de órganos de autoridad, sus facultades, limitaciones, así como los derechos de las personas y las vías para hacerlos efectivos.

La Neurojurídica y los Derechos Humanos.

La conjunción de las neurociencias y el derecho ha generado el llamado neuroderecho o neurojurídica, mismo que en sus orígenes estaba orientado a acreditar la influencia del cerebro en la toma de decisiones ilícitas o criminales, pasando en los últimos años en el intento de valorar científicamente la credibilidad o veracidad de una declaración a través de ciertos instrumentos neurotecnológicos, así como para convencer a los juzgadores.