Derecho Aduanal, Opinión

¿Problemas con la Aduana?

A veces por desconocimiento de una disposición ingresan a México sin declarar las mercancías excedentes de la franquicia, o bien, con placas extranjeras que no están vigentes o donde el conductor o propietario del vehículo no es norteamericano. Estas conductas son ilegales y provocan que al momento que la Aduana las detecta, inicie lo que se conoce como PAMA.

Pero, ¿qué pasa una vez que la Aduana detecta la irregularidad?

En un escenario clásico de éste tipo de procedimientos, el personal de la Aduana te detiene en el Recinto Fiscal después de cruzar el semáforo, revisa tu vehículo y te pide los documentos que acrediten la legal estancia de la mercancía o el vehículo en el país; al no poder acreditarla, te trasladan a las oficinas de la Aduana en otra área, donde podrás estar un lapso de seis horas o más (dependiendo de la mercancía de que se trate) mientras el personal de la Aduana levanta el Acta de Inicio, documento que al finalizar todo el show te entregarán en original. Sobra decir que las mercancías e incluso el vehículo quedarán embargados, arruinando por supuesto tu día.

Pensar que el problema termina con el embargo es un error, ya que la Aduana emite con posterioridad una Determinación donde fijará multas hasta por el 120% del valor de las mercancías embargadas, y el 75% del IVA no pagado. Esa deuda fiscal solo puede desaparecer ganando el juicio en el Tribunal Federal de Justicia Administrativa, o pagándola; es decir, no sólo perdiste tus bienes, sino que además todavía les debes.

¿Cómo defenderse?

El consejo es que visites un abogado especialista en la materia que estudiará si las actuaciones de la Aduana fueron ilegales, y te dará las probabilidades reales de triunfo; ganar implica cancelar la deuda, y en algunos casos recuperar los bienes embargados.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.