abril 2018

Después de las reformas constitucionales de 2011 he escuchado  frases como las siguientes: “los derechos humanos protegen a los delincuentes”; “estamos peor con esto de los derechos humanos”; “estábamos mejor sin los derechos humanos”; en fin, ninguna me hizo reflexionar tanto como la siguiente: “con esto de los derechos humanos ya no se le puede hacer nada a las mujeres”. Porque pareciese que a nosotras a penas se nos hubiese reconocido como personas, como titulares de derechos, que antes de dichas reformas nuestros derechos podían ser vulnerados sin que a alguien le importara.

Law is the sister of freedom. Con esta frase lapidaria terminaba, en 1911, el gran historiador del Derecho y experto en Derecho contractual Sir Frederic POLLOCK (1845- 1937) un ciclo de conferencias sobre The Genius of the Common Law en la Columbia University de Nueva York. El tiempo ha venido a confirmar su validez y actualidad. En efecto, si queremos construir un nuevo orden mundial —lo que parece una exigencia del desarrollo humano alcanzado— basado en la libertad y en los demás principios que informan nuestras democracias occidentales, necesitamos un derecho nuevo que garantice la libertad en estas circunstancias históricas en las que vivimos.

Con cuatro votos a favor y tres en contra; la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dio luz verde al registro de Jaime Rodríguez Calderón, "El Bronco", como candidato independiente a la Presidencia de la República, toda vez que el Instituto Nacional Electoral (INE) actuó de forma unilateral, además de que violó su derecho de audiencia y al debido proceso.

Voto particular presentado por la Magistrada Janine M. Otálora Malassis y los Magistrados Felipe de la Mata Pizaña y Reyes Rodríguez Mondragón al considerar que la negativa de registro de la candidatura independiente de Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón debe confirmarse, debido a que las distintas instancias del Instituto Nacional Electoral (INE) le otorgaron al aspirante diversas oportunidades para que ejerciera –de manera oportuna y adecuada su garantía de audiencia en relación con la verificación de las manifestaciones de apoyo de la ciudadanía.